¿Conoces la historia de las verbenas madrileñas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma?

Adentrarse en lo más castizo de Madrid es la sensación de sumergirse en un pasado que no ha querido olvidarse, en las tradiciones más arraigadas, esas de los mantones de manila, los chotis y los chulapos. Y para ello qué mejor manera que vivir las verbenas madrileñas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma, que se celebran de manera seguida en el corazón de la capital de España durante la primera quincena de agosto. Una oportunidad de oro para reservar un hotel en Madrid centro y disfrutar de las fiestas más auténticamente madrileñas de todo el calendario. Haz hueco en tu agenda y ven a disfrutar del colorido de las calles, la limonada, los bailes y los concursos. Pero primero, conozcamos el curioso origen de estas verbenas, que tienen en común la adoración a un santo.

Concurso de chotis en Madrid

La historia de las fiestas de San Cayetano

En la iglesia de San Cayetano se encuentra la imagen de este santo, a quien los fieles acuden cada 7 de agosto para besarle el pie derecho. Durante la procesión buscan atrapar una flor del trono, ya que según la tradición esto asegura trabajo durante un año. ¿Y eso por qué? Pues porque San Cayetano es el patrón de los gestores administrativos y los desempleados.

Y es que San Cayetano, según cuenta la historia, siempre estuvo de parte de los pobres y enfermos. De hecho, se deshizo de todos sus bienes en vida y ni siquiera pedía nada para sí. Cuando la necesidad era acuciante hacía sonar una campanita.

Y para celebrar San Cayetano los vecinos siguen hoy en día la tradición que iniciaron sus antepasados que habitaban en la calle del Oso: repartir la “limoná” que elaboran ellos mismos. La bebida contiene vino blanco, limón, azúcar y canela. Sin duda otro motivo para vivir las fiestas y alojarse en un hotel en Madrid centro para disfrutar con tranquilidad sin tener que conducir.

El origen de la verbena de San Lorenzo

Después del pistoletazo de salida que supone la verbena de San Cayetano, se celebra la dedicada a San Lorenzo. Este santo también estaba cerca de los necesitados y vivió en el siglo III. A la muerte del Papa se le encargó hacer un inventario de los bienes pero en lugar de ello los repartió entre los pobres y a sus superiores les entregó a los leprosos de la ciudad, diciéndoles que ese era el patrimonio de la Iglesia. Estos hechos motivaron que se le condenara a morir quemado en una parrilla un 10 de agosto.

Las Fiestas de La Paloma de Madrid

Pero si hay una verbena cuya fama trasciende mucho más allá que el resto es la de La Paloma. Con una zarzuelita con su nombre, es la fiesta madre de las que tienen lugar en la primera quincena de agosto. Una buena ocasión para quedarnos en un hotel en Madrid centro y disfrutar de esta celebración que tiene lugar en las calles del barrio de La Latina.

Pero, ¿cuál es la historia de estas fiestas? Es una de las más curiosas, ya que en este caso no se homenajea a una figura como es tradicional, sino a un lienzo. Y esto se debe a que en 1787 una devota mujer llamada Isabel Tintero encontró en la calle a unos niños jugando en la calle con un cuadro con la imagen de una virgen. La rescató y restauró, ubicándola en la puerta de su casa. Su fama fue creciendo hasta que decidieron construir una iglesia para acoger a todos los fieles que venían a ver a la Virgen, que acabó llamándose de La Paloma por la calle en la que se encuentra.

¿Quieres conocer en primera persona las verbenas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma? ¡Reserva un hotel en Madrid centro y disfruta de la tradición más castiza!

Author description

sidorme-user

About the author: