Consejos para ir a parques acuáticos con niños

Los parques acuáticos son un motivo de ilusión para los más pequeños de la casa. Una de esas excursiones obligatorias cada verano que les hace vivir un día increíble rodeados de una gran cantidad de atracciones como toboganes de agua, piscinas de olas y mucho más. Y cuando nos encontramos de vacaciones con niños en ciudades como ValenciaMadridBarcelonaGranada no podemos dejar pasar la ocasión de acudir a uno de sus fantásticos parques acuáticos para hacer felices a nuestros hijos. Y por ello, desde Sidorme hoy queremos daros una serie de consejos para que paséis un día espectacular en el agua:

Una buena planificación para un día perfecto

Hay mucho en juego, así que hay que organizarlo todo bien. Si queremos pasar un día estupendo en un parque acuático tendremos que informarnos a través de su web de sus horarios, normas y de cuestiones como si se puede llevar comida de fuera o si es posible pagar con tarjeta de crédito en sus bares y restaurantes. En vuestro hotel podrán ayudaros si lo necesitáis. Además, la noche antes dejaremos preparadas las mochilas con todo lo necesario: las toallas, gorras, gafas de sol, gafas de buceo, protección solar, etc.

Los niños disfrutan enormemente de un día en un parque acuático

Aprovechar el día al máximo

Ya que hemos decidido pasar un día completo en uno de los geniales parques acuáticos que hay en nuestro país, tenemos que aprovecharlo a tope. Por ello, os recomendamos que estéis en la puerta de las instalaciones a la hora de apertura y que no os vayáis hasta el final. Para estar tranquilos es mejor no hacer planes después para no tener ninguna prisa por marcharos. Es un momento en familia del que exprimir todo lo posible, ¡No lo desaprovechéis!

Seguir las normas de seguridad

Cuando vamos de vacaciones con niños hemos de tener siempre presentes las normas de seguridad. En cuanto lleguemos al parque acuático desde el hotel lo primero que haremos será informarnos para saber qué cuestiones hemos de tener en cuenta. Y después se las explicaremos a nuestros hijos. Les haremos saber que tienen que estar pendientes de las indicaciones de los socorristas y que han de buscar al personal del parque si no nos encuentran. También podemos ponerles una pulserita identificativa por si acaso.

La crema solar, nuestra mejor amiga

Los expertos en salud no se cansan de repetirlo. Y es que es de vital importancia tener un cuidado extremo con la piel y su exposición al sol. Sabemos por experiencia cuando vamos de vacaciones con niños que el día del parque acuático el quemado es bastante probable. Por ello, tenemos que concienciarles de la importancia de ponerse protección solar. Antes de salir del hotel pondremos una primera aplicación, que luego hemos de repetir cada hora. Además, podemos usar un factor de protección de más de 50 SPF para mayor efectividad. Tampoco podemos olvidar ponerles crema en lugares como las orejas, la nuca o las plantas de los pies.

Ojo con vuestras pertenencias

En los parques acuáticos en verano suele haber mucha gente, así que es uno de esos lugares en los que es fácil que desaparezcan tus pertenencias. Por ello, es mejor utilizar las taquillas de seguridad de las que disponen la mayoría de este tipo de establecimientos y dejarlo todo allí. Por muchas ganas que tengamos de estar inmortalizando cada momento con nuestro smartphone, quizá sea mejor idea dejarlo guardado a fin de no perderlo. Además, si lo dejamos todo en la taquilla no tendremos que estar pendientes de nuestras cosas y podremos descansar y relajarnos.

Estos son sólo algunos consejos para ir a parques acuáticos cuando estamos de vacaciones con niños. ¿Se te ocurre alguno más? ¡Compártelo con nosotros!

Author description

sidorme-user

About the author: