Consejos para ir a parques de atracciones con niños

Los parques de atracciones son una opción excelente cuando nos planteamos pasar unas vacaciones con niños. Son lugares mágicos, a los que los pequeños van con mucha ilusión. Allí estarán algunos de sus personajes favoritos, además de una gran cantidad de atracciones y espectáculos con los que disfrutar. Sin embargo, no debemos olvidar una buena planificación de la visita para que todo salga lo mejor posible. Con esta serie de consejos que os damos a continuación, estaréis preparados para cualquier situación que se os presente:

Preparar a los niños para la visita y precauciones en el parque

Aunque tengan mucho deseo de acudir a un parque de atracciones, es posible que una vez que estén allí les entre miedo. Los ruidos fuertes, los personajes de repente demasiado grandes y demasiado cerca, las luces… Son ambientes que pueden resultar estresantes para ellos. Por eso es necesario prepararles para la visita, explicarles que es lo que van a ver con todos los detalles posibles y, si podemos, ponerles algunos vídeos o visitas virtuales del lugar para que se vayan familiarizando.

Una vez que estemos allí, hemos de procurar guardar las distancias en los desfiles, que puede ser un momento de tensión para los pequeños. Por otro lado, para huir de las multitudes también podemos evitar los fines de semana y aprovechar las horas de menos trasiego de gente para subir a las atracciones. Habitualmente lo mejor es centrar la actividad tanto a primera como a última hora del horario de apertura. Otro buen momento es cuando haya un espectáculo al que vaya la mayoría de gente.

Además, podemos ponerles a los niños una pulsera identificativa con todos nuestros datos por si se pierden. Es conveniente que hablemos con ellos para fijar un plan por si eso ocurre, pero lo mejor es no perderlos de vista.

Y preparar a los adultos también

Porque muchas veces se pierde la paciencia, es un momento en el que hay que hacer acopio de todo el positivismo posible. Es probable que los niños hagan una cola tremenda para subir a una atracción y cuando llegue el momento, se echen para atrás. Los expertos señalan que no hay que forzarlos a que hagan nada que no quieran. Y aunque no consigan subir, debemos elogiar su valentía.

Es una buena idea, además, contar con más adultos que puedan ayudarnos en esos momentos. Si decidimos pasar unos días en un hotel en Madrid, podemos plantearnos pedirles a los abuelos que nos acompañen. Así pasaremos también unos días todos juntos.

Imagen del parque Warner de Madrid

Planificación, la palabra clave

Las vacaciones con niños requieren de una buena planificación. Por ello, antes de salir hemos de meternos en la web del parque de atracciones en cuestión y revisar horarios, accesos, puntos a los que acudir si hay alguna urgencia y normas generales que han de cumplirse en su interior. También debemos comprar los tickets online siempre que sea posible y valorar la posibilidad de elegir una media jornada si es la primera vez y los niños son aún demasiado pequeños. Así tendrán una primera toma de contacto, pero no sufrirán el agotamiento de estar todo el día allí.

Otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta cuando organizamos unas vacaciones con niños es que debemos llevar mudas por si acaso para todos. Sobre todo teniendo en cuenta que en estos parques de atracciones es fácil mojarse. También hay que ir bien provisto de suficiente agua, para no sufrir una deshidratación; gorras y crema solar que hay que aplicarse en repetidas ocasiones a lo largo de la visita. La ropa que hemos de elegir para este tipo de salidas ha de ser especialmente cómoda para pasar el día con el mayor confort posible.

¡Y ya está! ¿Dispuestos a pasar unas geniales vacaciones con niños? Seguro que si seguís nuestros consejos tenéis una buena experiencia :)

Author description

sidorme-user

About the author: