Diversión e increíbles vistas en el parque de atracciones del Tibidabo de Barcelona

Uno de los muchos encantos que tiene Barcelona es el parque de atracciones del Tibidabo. Un lugar emblemático y ya centenario que reúne historia, magia y diversión con el telón de fondo de unas vistas increíbles de la ciudad. Allí podréis disfrutar de atracciones míticas con 100 años a sus espaldas y también de aquellas de última generación, así como de diversos centros de restauración y del Camí del Cel. Un combinado perfecto si nos encontramos de vacaciones con niños en Barcelona. Ellos se emocionarán e ilusionarán con cada una de las actividades y los mayores disfrutaréis de un paraje espectacular.

El parque de atracciones del Tibidabo no es sólo un lugar en el que descargar adrenalina y divertirse. Se trata de un lugar histórico situado en un enclave único. Es el parque operativo más antiguo de España y el tercero de Europa, lo que hace que la experiencia de pasar un día en él sea de lo más completa. Cuenta además con diversos centros de restauración en los que podéis parar a dar un bocado y seguir la marcha del día.

Una gran cantidad de atracciones históricas y nuevas

El parque de atracciones del Tibidabo se configura como una opción perfecta para unas vacaciones con niños. Allí podremos mostrarles el valor de lo histórico y enseñarles cosas que desconocen, lo cual les fascinará. Además, podrán divertirse en los seis niveles que tiene habilitados el parque llenos de atracciones. En la zona más baja se encuentra la Montaña rusa, además del Castillo misterioso o el Tibidabo Exprés, entre otras. En el área del Dididado tendréis la posibilidad de disfrutar del cine en 4D, además del Diábolo o las camas elásticas. Un poco más arriba se encuentran los Crash Cars y después nos encontramos ya con la mítica Plaça dels Somnis y el Camí del Cel.

El parque de atracciones del Tibidabo, perfecto para unas vacaciones con niños

El Camí del Cel del Tibidabo

En el Camí del Cel del Tibidabo, a 500 metros de altura, encontraréis gran cantidad de atracciones. El acceso al lugar es gratuito, pero para poder subir a las distintas actividades hay que pagar un ticket individual en cada una o comprar una pulsera que te permite hacerlo en todas. Allí disfrutaréis de montajes míticos como la sala de los espejos cóncavos-convexos, que fue la primera en España y que hoy incluye nuevas tecnologías para hacer la experiencia más interesante. También tendréis la oportunidad de visitar El Almacén de las brujas y los hechiceros, el Avión (que data de 1928), el Carrusel o la Talaya. Todas ellas actividades muy estimulantes que son perfectas para un plan de vacaciones con niños.

Por otro lado, el Museo de los Autómatas, es de visita obligada. El parque lleva desde su apertura en 1901 importando diversos autómatas y máquinas automáticas de diversos países europeos. La pieza más antigua es “El Payaso Mandolinista” que data de 1880.

Además, el Camí del Cel es una zona maravillosa en la que perderse por los caminos rodeados de bosque y los miradores. Elegida por Woody Allen para rodar “Vicky, Cristina, Barcelona”, es una de las joyas de la capital catalana.

Consejos para unas vacaciones con niños

Acudir a un parque de atracciones con niños es una actividad estupenda, un momento de diversión para toda la familia con el que disfrutaréis mucho. No olvidéis ir bien preparados este verano con gorras o sombreros y crema solar. También hay que tener presente beber abundante líquido, por ello es buena idea llevar una mochila con todo lo necesario para pasar un día estupendo.

Ahora que sabéis algo más sobre el parque de atracciones del Tibidabo, ¿a qué esperáis para pasarunas geniales vacaciones con niños en Barcelona?

Author description

sidorme-user

About the author: