El encanto de unas vacaciones en septiembre en las playas de la Costa Brava

Con menos afluencia de turistas y unas temperaturas que comienzan a bajar su intensidad las playas de la Costa Brava se presentan como una opción tentadora para disfrutar de unas perfectas vacaciones en septiembre en un hotel en Girona. Un escenario privilegiado para los amantes del mar, los deportes acuáticos y la naturaleza en su estado más puro.

Paisajes increíbles, aguas cristalinas y pueblos marineros con encanto que convierten a puntos como Cadaqués, Palamós, Lloret de Mar y Calella de Palafrugell, entre otros muchos, en escenarios únicos para desconectar de la rutina y regresar a casa tras las vacaciones con las pilas bien cargadas.

La belleza de las mejores playas de la Costa Brava

La belleza natural y artística de un escenario como Cadaqués

Dentro de esta lista de rincones de costa con encanto, Cadaqués defiende con argumentos su posición destacada. La belleza de sus calas y el paso por sus calles de una figura artística de la talla de Dalí convierten a esta zona de la Costa Brava en un espacio natural de culto para quienes quieren vivir al máximo unas vacaciones en septiembre únicas.

Calas como la del Portaló se esconden tras interesantes senderos que llevan a un playa pequeña en dimensiones pero capaz de dejar huella. Una propuesta perfecta para quienes busquen combinar relax y un poquito de deporte, gracias a las más que aconsejables rutas de senderismo en pleno Cabo de Creus.

Otra opción interesante para aquellos que pongan rumbo a la Costa Brava directos a exprimir al máximo sus vacaciones de septiembre es Palamós y la playa de El Castell. Viajando con amigos, en pareja o con niños pequeños este punto del litoral de Girona es un pulmón natural perfecto en el que saborear unas espectaculares puestas de sol que seguro quedarán grabadas para el recuerdo.

Pueblos pescadores con encanto y playas únicas para desconectar

Los días de playa y las noches de verano con la brisa marina de fondo tienen el nombre de pueblos como Calella de Palafrugell. Una mezcla de montaña y calas de gran belleza en pleno corazón de Girona que bien vale la pena descubrir. Se trata, además de otro de esos pueblos marineros con solera que han contribuido a situar el litoral de Girona entre los puntos de España más recomendables en vacaciones.

Con la mayor tranquilidad que aporta coger vacaciones en septiembre otra opción interesante es poner rumbo a Lloret de Mar y su playa de La Boadella. Un punto de gran afluencia de bañistas en los meses de julio y agosto pero que llegado septiembre ofrece a quienes la visitan su versión más relajada y bonita.

Calas ideales para bucear y disfrutar de los mejores paisajes

Cada una de estas calas que componen la Costa Brava se ha ganado por méritos propios su hueco en las reseñas de las principales revistas y recomendaciones de viajeros de todo el mundo. Unas distinciones en las que se destaca la riqueza de estas playas para bucear y disfrutar de la naturaleza.

Y es que, la Costa Brava ofrece a quienes optan por ella más de 214 kilómetros de litoral a la altura de los viajeros más exigentes y dispuestos a vivir y descubrir las riquezas naturales y el patrimonio único de esta zona de Cataluña. Una oferta turística de primer orden en la que no se pueden olvidar otros tesoros como el Parque Natural del Cabo de Creus, el de las Marismas del Ampurdán, sus pintorescas fiestas populares o una gastronomía típica de gran calidad.

¿Quieres vivir en primera persona la belleza de las mejores playas de la Costa Brava? ¡Reserva un hotel en Girona o Figueres y disfruta de unas vacaciones en septiembre inolvidables!

Author description

sidorme-user

About the author: