Escapada de relax y esquí en Cataluña

La zona más al norte de Cataluña ofrece a los turistas atractivos de todo tipo para que, sea cual sea el motivo del viaje, tengan lo que buscan. Una rica historia cultural la hace un gran lugar para aquellos que busquen descubrir y seguir aprendiendo: arquitectura, urbanismo, museos… grandes historias se ocultan en sus calles y edificios. La costa, para quienes deseen ver mar y relajar la mirada en el inmenso vacío azul; las pistas de esquí muy cerca, algo que encantará a los amantes de la adrenalina; y una gran gastronomía con la que degustar unos días de relax. Buenas lecturas, vino, unas vistas increíbles… Si todo esto te seduce, ¿a qué esperas para reservar un hotel barato en Girona y pasar unos días alucinantes?

Girona tiene muchos atractivos para el visitante

Naturaleza en estado puro

El entorno natural de la zona norte de Cataluña también tiene mucho que ofrecer. Y es que una escapada de relax puede combinarse perfectamente con algunas rutas de senderismo y grandes momentos en los que descubrir nuevos paisajes. La naturaleza nos ofrece un espectáculo sin límites para aquellos que disfrutamos de una salida al aire libre. Respirar, no oír el ruido de los coches, decir adiós a las aglomeraciones de gente… Y es algo que puede vivirse en la zona volcánica de La Garrotxa, donde hay más de cuarenta volcanes y diversas coladas de lava. Una variada y exuberante vegetación es uno de sus valores paisajísticos. Allí, el visitante tiene 28 itinerarios pedestres para descubrir parajes increíbles.

Una increíble gastronomía para alcanzar el relax

De alguna forma u otra, siempre acabamos enlazando el relax con la buena comida. En las escapadas nos permitimos comer en mayores cantidades y estamos más dispuestos a realizar pruebas en nuestro paladar. En esta zona vamos a encontrar una amplia variedad de platos típicos, que van regados con los mejores vinos que se crean en Cataluña. Si decidimos reservar un hotel barato en Girona no podemos dejar pasar la ocasión de acudir a sus restaurantes más típicos. Y si queremos extendernos en ello, siempre podemos solicitar una mesa con bastante antelación en El Celler de Can Roca, local con una estrella Michelín y de gran fama mundial.

Esquí: otra forma de desconectar

Los que son verdaderos amantes de los deportes de nieve (esquí y snowboard) encuentran en ellos no sólo una gran satisfacción y descarga de adrenalina, sino una herramienta increíble con la que desconectar. Y si nos alojamos en un hotel barato en Figueres, además de disfrutar de todos los encantos de esta ciudad, podremos acudir a las pistas en un viaje de hora y media. A esta distancia se encuentran una gran cantidad de estaciones diferentes que podemos visitar. Así que podemos incluir en nuestro viaje algún tiempo para nuestro deporte favorito. Si no queremos cargar con la equipación, siempre podemos alquilarla en los distintos establecimientos que encontramos a pie de pista.

Gracias a todas las opciones diferentes de ocio que tenemos en la zona norte de Cataluña, podemos hacer una escapada combinada. El relax y el esquí son las notas más destacadas, pero además podemos pasar algunos días conociendo los rincones de la zona, dando relajantes paseos por las calas más famosas de la Costa Brava, yendo al Museo de Dalí, visitando bodegas y comiendo estupendamente en los restaurantes que todas las localidades de la zona nos ofrecen. La arquitectura y el urbanismo de la zona también merecen nuestra atención, ya que podemos disfrutar de distintos itinerarios marcados por las organismos turísticos de cada municipio en los que descubrir su historia.

Y después de ver todas estas opciones, ¿qué es lo que más te apetece hacer en Cataluña? Si eliges un hotel barato en Girona podrás dedicar el resto del presupuesto a pasarlo en grande.

Author description

sidorme-user

About the author: