Experiencia gastronómica en Valencia

Seguramente, nuestro querido lector habrá visto escrita en su mente una palabra nada más leer el título: paella. Y, aunque Valencia es una tierra mundialmente conocida por sus arroces estrella, tiene mucho más que ofrecer al visitante que quiera sumergirse en su gastronomía y explorar los distintos platos especiales cuyas recetas ancestrales han conquistado los paladares de millones de personas. Los gazpachos del interior de la provincia, realizados con una base de carne de caza; las frutas y verduras de la famosa huerta valenciana; el pescado que llega cada día fresco a la Lonja o la archiconocida horchata con fartons. Todo esto y mucho más es lo que disfrutarás cuando te alojes en un hotel barato en Valencia. Así podrás dedicar más presupuesto a comer que a dormir. Y es que lo que cuentan son las experiencias.

Los distintos arroces que se pueden disfrutar en Valencia

Experiencia gastronómica en Valencia

Creative Commons de Feisty Tortilla

Aunque sea el clásico de los clásicos, no por ello vamos a dejar de dedicarle unas líneas. Y es que la paella valenciana sigue triunfando a pesar del paso de los años. Si quieres probar la esencia, has de buscar alguna de las recetas más tradicionales, como es la que tiene como ingredientes arroz, conejo, tomate, pollo y azafrán de la Albufera. Además, ha de prepararse sobre un fuego de leña de naranjo. Otras variantes son la paella de marisco, el arroz a banda, el arroz negro (que se cocina con la tinta de la sepia), el arroz con costra o con verduras. Por otro lado, también tenemos la fideuá, un plato cuyo origen lo encontramos en Gandía y que en lugar de arroz utiliza fideos del número 3 en su preparación.

Si nos alojamos en un hotel barato en Valencia podemos disfrutar de gran cantidad de restaurantes especializados en arroces. Uno de los de más solera lo podemos encontrar en la playa de la Malvarrosa, bajo el nombre de Pepica. En pie desde el año 1898, atrajo a personajes tan célebres como Ernest Hemingway, Ava Gardner u Orson Welles. Si buscamos un lugar en el que además de comer bien nos deleitaremos con las vistas, también podemos acudir a Duna, en El Saler, con una visión inmejorable de La Albufera. Un espacio elegante en el que el precio va en consecuencia, pero donde disfrutaremos no sólo del arroz, sino también de entrantes exquisitos como los buñuelos de bacalao y postres espectaculares. Por último, si preferimos acudir a donde van los gourmets autóctonos, no podemos dejar pasar la oportunidad de comer en Rausell, situado en plena ciudad. Un establecimiento en el que la calidad está garantizada y no es especialmente caro.

El pescado fresco: otra de las grandes estrellas

No todo va a ser arroz, ya lo hemos dicho antes. Una oportunidad que no debemos dejar escapar es la de catar el pescado fresco que llega a la Lonja a diario: atunes, merluzas, lenguados, pulpos, cabuts, sardinas, salmonetes, rapes y muchas otras variedades. Con ellos se elaboran especialidades marineras como los sucs y suquets de peix. También es muy recomendable probar las cassolas o cazuelas al horno. Estas se realizan a base de un sofrito de tomates, cebollas y ajos finamente picados sobre los que se colocan las rodajas de pescado.

Si nos alojamos en un hotel barato en Valencia tenemos como visita obligada su puerto, pasear con la vista posada en el mar y acudir a alguno de los muchos restaurantes que ofrecen pescado fresco.

Por último, no hay que olvidar el toque dulce, que podemos encontrarlo en los rollitos de anís, típicos de la zona; la horchata y los fartons (su temporada coincide con el buen tiempo); las natillas, los buñuelos de Fallas, los flans de requesón o la leche merengada.

¿Preparado para disfrutar de una experiencia gastronómica increíble? Pues reserva un hotel barato en Valencia con Sidorme y lánzate a probar todos los platos de la zona.

Author description

sidorme-user

About the author: