Rincones imprescindibles en Girona

Al este de la Península Ibérica y a pocos kilómetros de la frontera con Francia se sitúa Girona, posiblemente una de las ciudades más bellas y desconocidas de España. Una interesante mezcla entre una naturaleza desbordante, un bucólico casco antiguo y una rica historia que merece la pena descubrir.

Pasear por el Barri Vell de Girona es realizar, ipso facto, un viaje en el tiempo. Pequeñas calles, edificios antiquísimos, huellas imborrables de un rico pasado y la tranquilidad que sólo estas pequeñas e históricas ciudades poseen. Si lo que queremos es visitar una ciudad de cuento, reservar un hotel barato en Girona es una apuesta segura para descubrir multitud de rincones imprescindibles que admirar.

Una ciudad mediterránea con un rico pasado histórico

Fundada por los romanos, allá por el año 77 a.C y bautizada como Gerunda, las huellas de este imperio, las dejadas por los musulmanes tras la conquista y más tarde por los carolingios, han dejado en ella una preciosa historia que aún hoy en día se rememora en algunos de sus rincones. Aunque no fue hasta el siglo XV cuando la ciudad empezó a crecer y dejar atrás ese aspecto de urbe cuasi rural que la mantenía casi eclipsada por otras ciudades de la vieja España. Hoy en día, hay rincones imprescindibles que visitar y que descubrir sin la necesidad de realizar grandes desembolsos reservando un hotel barato en Girona con Sidorme.

El río Onyar es el río principal de la ciudad y que la separa en dos partes, unidas por más de once puentes, siendo uno de los más famosos el puente de Eiffel. Como no podía de otra manera, debe su nombre al mismísimo Gustave Eiffel, quien construyó este puente en 1876, más de una década antes de construir la insigne Torre Eiffel de París.

El puente Sant Feliu es el más moderno y conecta la zona del ensanche con el casco antiguo, donde encontraremos una gran cantidad de rincones imprescindibles que visitar. Entre ellos destaca la Catedral de Santa María, construida entre los siglos XI y XVIII y que entremezcla tres estilos: el barroco, el gótico y el románico; los restos de sus antiquísimas murallas levantadas en la época medieval para protegerle del asedio extranjero; construcciones civiles tan importantes como la Casa de l’Ardiaca y el Palacio Episcopal, o edificios religiosos de incalculable valor como el románico monasterio de San Pedro de Galligans, la capilla de San Nicolás o la Basílica de San Félix. En la misma Plaza de la Catedral también se encuentran la Casa Pastors, edificio renacentista que es actualmente el Palacio de Justicia, y la Pia Almoina.

Las casas del Onyar y el barrio judeo-medieval en Girona

Las casas del Onyar en Girona

Reservar un hotel barato en Girona y descubrir esta ciudad catalana es visitar, obligatoriamente, la que es una de sus más famosas fotografías: las casas del Onyar. Se trata de un conjunto de edificios que siguen la línea cromática diseñada por Enric Ansesa, Jaume Faixó y los arquitectos Josep Fuses y Joan M. Viader, diseñados durante el pasado siglo, y que ofrecen una imagen bucólica y carismática de esta ciudad mediterránea.

Otros de los lugares que visitar en Girona son la judería, considerado uno de los núcleos urbanos judeo-medievales mejor conservados de toda Europa. Hoy en día  alberga el Centro Bonastruc Ça Porta, la que dicen que era una antigua sinagoga, convertida hoy en centro de estudios y Museo de Historia de los Judíos. Y es que en esta judería llegó a vivir confinada una importante comunidad judía hasta el siglo XV. Si seguimos caminando por el Barri Vell, encontraremos las torres Julia y Cornelia y los llamados baños árabes, que pese a su nombre, son unos baños de una construcción puramente cristiana y de estilo románico.

Y para cerrar nuestro listado de rincones imprescindibles que visitar en Girona, destacamos la Rambla de la Libertad construida en la segunda mitad del siglo XIX, la Plaza de la Independencia en el histórico barrio del Mercadal, el edificio de Correos, el Palacio Episcopal o el hospital de Santa Caterina, una de las joyas arquitectónicas de la ciudad construida en el siglo XVII.

Girona es una ciudad con un rico pasado que ofrece al presente un rico patrimonio digno de admirar y visitar.

Author description

sidorme-user

About the author: