Ruta medieval por Granollers

Asomarse al centro de Granollers es hacerlo a una parte importante de su historia. La ciudad acoge al visitante con el ánimo de mostrarle los orígenes de la capital del Vallès Oriental. Y lo hace en forma de ruta medieval que lleva al visitante hacia los edificios y las construcciones más emblemáticas de esta localidad. Testigos de todos los acontecimientos de la urbe y de sus habitantes al menos desde el siglo XI, se configuran como visitas obligadas cuando nos encontramos por la zona. Si decidimos alojarnos en un hotel barato en Granollers no debemos dejar pasar la oportunidad de conocer más a fondo la historia medieval que esconden sus calles.

Los orígenes medievales de Granollers

Granollers nació en la época medieval como consecuencia de la existencia de un cruce de caminos a partir del cual se fue desarrollando la urbe. Y fue gracias al crecimiento de un pequeño mercado (documentado desde el siglo XI) al refugio de la iglesia de Sant Esteve. Poco a poco se fueron formando plazas y calles alrededor de este centro neurálgico, donde tenía lugar toda la actividad comercial y artesanal.

La Porxada es uno de los símbolos de la ruta medieval de Granollers

Sin embargo, la época de máximo esplendor vino en el siglo XVI, cuando se amplió la Plaza Mayor y se construyó La Porxada como Lonja de Grano. Ésta es uno de los grandes símbolos del Medievo en la ciudad. Sus quince columnas toscanas han retado a la destrucción y fueron testigos del bombardeo que sufrió el edificio en 1938 durante la Guerra Civil española. El edificio tuvo que ser reconstruido.

En el siglo XVI también se edificó una nueva casa de la villa, se amplió el hospital, se hizo el Convento de Sant Francesc y se crearon las capillas sobre el portal de la muralla.

¿Cómo realizar la ruta medieval de Granollers?

Si te has animado a buscar un hotel barato en Granollers y quieres sumergirte en su historia, la ruta que propone el propio municipio se inicia en L’adoberia d’en Ginebreda. Ésta constituye una muestra de centro de producción artesanal. Dado su excelente estado de conservación, actualmente se utiliza como espacio museográfico. Se trata de una de las construcciones clave en la ruta medieval de esta hermosa localidad.

A partir de ahí, se propone un recorrido por el centro de la ciudad, las murallas o “corredossos” (los pasadizos internos que contenían los muros que protegían la ciudad), las torres de defensa, los antiguos porches y la sala Francesc Tarafa (antiguo hospital de Sant Domenech, documentado desde 1328).

La Iglesia de Sant Esteve, que hemos nombrado anteriormente, es también uno de los puntos que hemos de visitar. De este templo cristiano, lo único que queda intacto es su campanario.

Un fin de semana para disfrutar de la historia medieval

Este recorrido por el pasado histórico de la ciudad es una de las mejores excusas que puedes encontrar para reservar un fin de semana y venir a un hotel barato en Granollers a pasar unos días. Disfrutar de las visitas guiadas y de las imágenes tan bellas que nos dejan en la retina estas antiguas construcciones nos vendrá de perlas para desconectar de nuestras rutinas y obligaciones.

Una salida que puede plantearse en pareja, con amigos o en familia sin ningún problema. Recorrer las calles nos ayudará a airearnos y si vamos con niños podremos mostrarles singulares testimonios de la Edad Media. Una forma de acercarles la cultura de primera mano que les resultará muy divertida.

¿A qué esperas para reservar un hotel barato en Granollers y venir a disfrutar de su pasado histórico? Un viaje en el tiempo de varios siglos con el que sumergirse en plena época de reyes y reinas.

Author description

sidorme-user

About the author: