Una apetitosa ruta gastronómica por Madrid

La capital de España se caracteriza por albergar muchas tentaciones, entre las que la cocina tradicional y los sabores gastronómicos más vanguardistas han sabido convivir y ofrecer sus mejores versiones. Para quienes estén planeando una escapada de fin de semana o unos días en los que comer bien sea una máxima, aquí adjuntamos una apetitosa ruta culinaria por la oferta gastronómica madrileña más tentadora.

Para empezar bien el día y hacerlo con las energías bien cargadas no está de más apostar por un desayuno con la etiqueta de clásico pero rico de verdad. Decantarse por un hotel en Madrid centro es una buena alternativa para ganar en movilidad y disfrutar de un chocolate con churros en la Plaza Mayor a la altura de los más sibaritas.

Entre bocadillos de calamares, ricas sopas y cocido madrileño

Sin dejar de lado este punto neurálgico de la capital, en el que en estos días de invierno ofrece al visitante su versión más acogedora y navideña es posible degustar otro de los platos típicos que todo visitante habrá escuchado. Y es que la Plaza Mayor es el sitio idóneo para disfrutar de un buen bocadillo de calamares. Un menú que viene de lejos y que ha cautivado a turistas llegados de los rincones más internacionales.

Un combinado de gastronomía y descanso apostando por un hotel en Madrid centro

Madrid es también referente de los llamados platos consistentes. Esas propuestas castizas que se pueden encontrar en multitud de restaurantes y bares de los diferentes barrios de la ciudad. Enclaves en los que saborear un buen cocido madrileño, los tradicionales callos o las populares sopas de ajo con picatostes incluidos.

La comodidad de un hotel en Madrid centro para ir abriendo boca

El recorrido gastronómico por la capital es intenso, de ahí que escoger un hotel en Madrid centro sea una buena opción para reposar la comida y hacer sitio para no perderse una buena cita con las mejores tapas.

El barrio de La Latina, la zona de Sol, la citada plaza Mayor o la plaza de Santa Ana figuran como escenarios muy recomendados para disfrutar del mejor tapeo sin renunciar a unos buenos clásicos como son el pincho de tortilla, unas perfectas patatas bravas o unas rondas de setas o gambas al ajillo.

Para quienes prefieran las fusiones de sabores y busquen una oferta de calidad, otro rincón interesante que descubrir puede ser el Mercado de San Miguel.

La rica oferta de sabores y vanguardia del Mercado de San Miguel

Con una imagen renovada tras años de tradición, este escenario con solera llega cargado de propuestas para todo tipo de paladares convirtiéndose en un punto de gran atractivo para locales y visitantes.

Y es que en el Mercado de San Miguel es posible disfrutar de los mejores embutidos, de buen vino y cerveza fresca, de bacalao y de elaboradas propuestas con origen en Japón como el sushi. Además de interesantes paradas y degustaciones de comida ecológica para hacer un guiño a la alimentación más saludable.

Y como a nadie le amarga un dulce, las rutas gastronómicas por Madrid hacen un hueco a estos manjares que llegan en forma de postre entre los que los barquillos, el chocolate caliente y las apetitosas rosquillas de San Miguel encabezan los tres primeros puestos de esta clasificación con el calificativo de golosa.

Si estás planeando una ruta en la que hacer un guiño al paladar y descubrir los mejores sabores, la capital de España se presenta como una alternativa perfecta. Y para contentar a los estómagos más exigentes sin renunciar al mejor descanso no renuncies a disfrutar de un hotel en Madrid centro como el que Sidorme pone a tu alcance.

Author description

sidorme-user

About the author: