Ventajas de coger vacaciones en septiembre

Cada vez son más las personas que prefieren coger sus vacaciones en septiembre. Y es que este mes en el que se despide el verano goza de temperaturas más suaves, precios más económicos en los viajes y es cuando menos masificación vamos a encontrarnos en cualquier destino. Estas son sólo algunas de las muchas razones por las que elegirlo para nuestros merecidos días de descanso. Tanto si queremos tumbarnos en la playa con un mojito en la mano como si preferimos hacer senderismo o empaparnos de la cultura de las ciudades, vamos a encontrar en septiembre una gran cantidad de ventajas:

Las suaves temperaturas, una de las razones para coger vacaciones en septiembre

Precios más económicos

Aunque en los últimos años la diferencia con julio y agosto se ha reducido, todavía se pueden hacer viajes por bastante menos dinero en septiembre. Sobre todo si elegimos un hotel low cost para invertir más en comer en buenos restaurantes, ir a parques de atracciones, musicales o cualquier otra actividad con la que disfrutemos. Así que eligiendo este mes obtendremos más por menos. Un gran motivo para decidir tomarnos las vacaciones en septiembre.

Menos masificación, más tranquilidad

La inmensa mayoría de la gente coge sus vacaciones en los meses de julio y agosto, lo cual despeja septiembre y lo convierte en el momento menos concurrido en cualquier destino. Esto es una ventaja para todos aquellos que buscan en sus vacaciones un poco de tranquilidad, no tener que hacer inmensas colas ni estar obligado a compartir espacio en la playa con un montón de personas más.

¡Improvisar es relax!

Como hay menos gente, encontramos más disponibilidad en los alojamientos, restaurantes y en cualquier actividad que requiera de reserva. Si elegimos pasar nuestras vacaciones en septiembre tendremos más margen de improvisación y podremos tomarnos las vacaciones de otra manera, haciendo caso a lo que nos apetece en cada momento. Acudir a museos, ver espectáculos o ir a conciertos será mucho más sencillo y podrá decidirse en cualquier instante. Unos días en los que escucharnos y respetarnos.

Temperaturas más suaves

Dependiendo de la zona que visitemos vamos a encontrarnos con un clima u otro. Si acudimos a la costa vamos a beneficiarnos del buen tiempo sin pasar por los calores asfixiantes de julio y agosto. Las temperaturas se suavizan, por lo que estaremos más a gusto. De todas formas, si nos apetece pasar un poco de fresco también podemos acudir a las zonas del interior, donde descansar un poco de tanto verano.

La fiesta está asegurada

Otra de las ventajas de pasar nuestras vacaciones en septiembre es que podremos participar en las fiestas de una gran cantidad de pueblos y ciudades que las celebran en este mes. Es el caso de La Mercé de Barcelona (del día 18 al 24 de septiembre), una celebración por todo lo alto que contempla actuaciones, festivales y tradiciones, algo que podrás disfrutar si te alojas en un hotel barato en Barcelona.

Entre el 7 y el 17 tiene lugar también la famosa Feria de Albacete. Son muchos los españoles que se acercan desde otras regiones a la ciudad para disfrutar de sus fiestas, de los conciertos, las actuaciones de teatro, las verbenas, los desfiles, las corridas de toros, las competiciones deportivas y las actividades infantiles. Una gran oportunidad para reservar un hotel barato en Albacete y pasarlo en grande.

Aprovechar para hacer deporte sin pasar calor

Son muchas las personas que disfrutan del deporte en sus vacaciones. Las actividades de multi-aventura, el running que está tan de moda, los deportes acuáticos, el senderismo… Sea cual sea la modalidad que practiques, al pasar tus vacaciones en septiembre podrás disfrutarlo sin pasar tanto calor como en julio y agosto.

Después de ver todas las ventajas que tiene septiembre para tu descanso estival, ¿te animas a organizarte un viajecito?

Author description

sidorme-user

About the author: